Guía paso a paso: Solicitar la tarjeta de crédito flex de Santander y maximizar tus beneficios

Cuándo quieres contratar una tarjeta de crédito bancaria con la cual llevar tus gastos cotidianos para cubrirlos como forma de pago sección, tienes que revisar detenidamente las prestaciones que tiene cada uno de los plásticos del mercado para identificar aquel que se ajuste mejor a tu estilo de vida, al igual que a tus posibilidades financieras. La comparabilidad debe realizarse tomando en cuenta tanto lo que te cuesta el financiamiento, como lo que te proporciona por ese costo; tal como ocurre con cualquier producto y asegurarte que lo que recibes por tu dinero te resulte de mayor beneficio. Por ese motivo hoy te ayudamos a conocer las características de la Tarjeta de Crédito Flex Card del banco Santander para que la compares con el resto de tuis opciones. Con esta tarjeta de crédito resalta el programa de lealtad que maneja, donde se te recompensa con un punto por cada dólar estadounidense que cargues a tu plástico, y se hace el cobro de la anualidad con la comodidad de pagarla diferida a medio año. 

Anuncio

También tiene como highlight el hecho de que se te hacer únicamente un cobro fijo mensual del 7% de tu línea de crédito –con la oportunidad de que hagas pagos mayores o liquidar como totalero el gasto mensual, pero si el abono rebasa el monto del pago fijo, se te cobrará el pago mínimo- y queda a tu elección si se descuenta de forma automática desde tu cuenta de nómina.

Cuando decides adquirir una tarjeta de crédito para gestionar tus gastos diarios y cubrirlos de manera diferida, es esencial examinar detenidamente las prestaciones de cada tarjeta disponible en el mercado. Debes identificar aquella que se ajuste mejor a tu estilo de vida y a tus posibilidades financieras, considerando tanto el costo del financiamiento como los beneficios que ofrece. En este sentido, es fundamental realizar una comparación exhaustiva para asegurarte de que obtienes el máximo provecho por tu inversión. Hoy, te proporcionaremos información detallada sobre la Tarjeta de Crédito Flex Card del banco Santander, para que puedas contrastar sus características con otras opciones disponibles.

Anuncio

Un aspecto destacado de la Tarjeta de Crédito Flex Card es su programa de lealtad, que recompensa con un punto por cada dólar estadounidense cargado en la tarjeta. Además, se ofrece la conveniencia de pagar la anualidad de manera diferida a medio año. El cobro mensual fijo, equivalente al 7% de la línea de crédito, es otra característica relevante. Los usuarios tienen la flexibilidad de realizar pagos mayores o liquidar el gasto mensual en su totalidad, con la opción de descuento automático desde la cuenta de nómina.

Los beneficios que te ofrece este plástico bancario tienen un costo, claro está, por lo que financiarte con este instrumento involucra un pago de anualidad de 500 pesos más impuestos, que se puede diferir sin intereses por seis meses como ya hemos visto. Su Costo Anual Total o CAT término medio sin IVA es del 84%, mientras que la tasa de interés promedio ponderada por saldo se identifica en 54.49%. Como puedes apreciar, es un costo alto, por lo que deberás sopesar estas cifras al momento de comparar con otros productos financieros para que tomes tu decisión respecto al que te acordar más.

Para que puedas contratar esta tarjeta de crédito bancaria es imprescindible que cumplas con ciertos requerimientos bastante básicos como tener una edad de entre 20 y 609 años con 22 meses y ser capaz de demostrar percepciones mensuales de 2 mil pesos como mínimo por medio de tus dos comprobantes de ingresos más recientes o bien con tu declaración de impuestos.

Anuncio

La obtención de beneficios con esta tarjeta conlleva ciertos costos. La anualidad tiene un precio de 500 pesos más impuestos, que se puede diferir sin intereses durante seis meses. El Costo Anual Total (CAT) promedio sin IVA es del 84%, y la tasa de interés promedio ponderada por saldo se sitúa en 54.49%. Estos valores deben ser cuidadosamente considerados al comparar con otros productos financieros, proporcionando una base sólida para tomar decisiones informadas.

Para solicitar la Tarjeta de Crédito Flex Card, debes cumplir con requisitos básicos. La edad requerida está entre 20 y 60 años con al menos 22 meses de historial crediticio. Además, debes demostrar ingresos mensuales mínimos de 2 mil pesos mediante los dos comprobantes de ingresos más recientes o tu declaración de impuestos. La documentación adicional incluye una copia de tu identificación oficial vigente, como la credencial de elector, y en caso de cambio de domicilio, un comprobante actualizado de no más de 2 meses, como recibos de servicios o un estado de cuenta Santander.

Anuncio

Si eres extranjero, se requiere la presentación de una copia de tu pasaporte vigente y tu documento migratorio FM2. Estos documentos adicionales son esenciales para verificar tu identidad y estatus migratorio. La completa conformidad con estos requisitos es crucial para asegurar una solicitud exitosa de la Tarjeta de Crédito Flex Card.

La evaluación integral de los costos asociados con la Tarjeta de Crédito Flex Card es crucial para tomar una decisión informada. El CAT del 84% y la tasa de interés ponderada del 54.49% pueden parecer elevados, pero la flexibilidad en los pagos y los beneficios del programa de lealtad deben ser considerados en conjunto para determinar si esta tarjeta se adapta a tus necesidades y posibilidades financieras.

El resto de la documentación indispensable consignar una copia de tu identificación oficial vigente como la credencial de elector y en el caso de que no tenga reciente tu dirección actual, necesitarás además una copia de tu comprobante de domicilio con no más de 2 meses de antigüedad, para lo cual te servirán los recibos de luz, agua, gas o predial, e incluso un estado de cuenta Santander si ya eres cuentahabiente. Por último, si tienes nacionalidad extranjera complementarán estos documentos con una copia de tu pasaporte vigente y tu documento migratorio FM2 para que puedas ser demostrado.

Al elegir una tarjeta de crédito, es esencial evaluar cuidadosamente las condiciones de financiamiento. La Tarjeta de Crédito Flex Card ofrece la posibilidad de diferir la anualidad durante seis meses sin intereses, lo cual puede ser beneficioso para aquellos que buscan una opción de pago más flexible. Sin embargo, es vital comparar esta ventaja con otros aspectos del producto y evaluar si se ajusta a tu capacidad de pago a largo plazo. El programa de lealtad que ofrece la Tarjeta de Crédito Flex Card, recompensando con puntos por cada dólar gastado, se destaca como un factor diferencial. Esta característica puede ser atractiva para aquellos que buscan maximizar beneficios a través de sus compras diarias. Al evaluar opciones, es importante ponderar cómo este programa se alinea con tus hábitos de gasto y si representa un valor significativo para ti.

La transparencia en los costos asociados con la Tarjeta de Crédito Flex Card es esencial para que los usuarios tomen decisiones informadas. Comprender claramente la estructura de costos, incluido el CAT y la tasa de interés, proporciona una visión completa de la relación costo-beneficio. La comunicación clara por parte del banco Santander sobre estos aspectos contribuye a la confianza del consumidor en el producto. En última instancia, la elección de una tarjeta de crédito debe basarse en decisiones informadas. Al comparar la Tarjeta de Crédito Flex Card con otras opciones disponibles en el mercado, es esencial considerar tus necesidades financieras, hábitos de gasto y capacidad de pago. La evaluación integral de beneficios, costos y requisitos de solicitud te permitirá tomar una decisión que se alinee de manera óptima con tu situación financiera y objetivos a largo plazo.

Fuente: MiBosillo

Anuncio
Anuncio